4 tipos de sillas, sus usos, características y beneficios

8 Noviembre, 2018

a el comedor, para el salón, para la habitación, la oficina e, incluso, para el baño. Las sillas se encuentran en cualquier rincón de la casa, incluso en esquinas de un pasillo a modo de decoración. Hoy te presento 4 modelos que tienen cabida en cualquier casa u oficina de estilo vintage, nórdica o hippie

 

No sé si a ti te pasa, pero en mi caso, en más de una ocasión me he quedado prendada de un restaurante, bar, casa u oficina por sus sillas. Y es que aunque parezcan un mueble insignificante o pensado solamente para sentarse, lo cierto es que la función que cumplen a nivel decorativo es igual o más importante si cabe.

 

Y es que si lo piensas bien, las sillas tienen diferentes funciones: por supuesto, la de sentarse, pero también la de sentarse, como te decía, la de colgador de ropa, hacen las funciones de escalera y, a veces, también de separadores de ambientes, por ejemplo, en una sala de espera o en una oficina.

 

Así que está claro que a la hora de elegir una silla, también hay que tener en cuenta la función que van a cumplir realmente, más allá de ser para lo que se supone que son, para sentarse. Así las cosas, si la silla se va a utilizar única y exclusivamente hay dos factores esenciales que tienes que tener en cuenta: diseño y comodidad, porque esta última no tiene por qué estar reñida con la primera o, al menos, no debería.

 

Sin embargo, es cierto que hay sillas que han sido más bien pensadas para el disfrute de la vista. Son sillas en las que la gente no se va a sentar o lo va a hacer muy poco y cuyo objetivo es llamar la atención; “hacer bonito”, como nos dicen en Vintahome algunos de nuestros clientes.

 

Sea cual sea el motivo que tengas para elegir hoy o mañana una silla, en este artículo te voy a hablar de 4 modelos de sillas vintage que tienes que tener en cuenta a la hora de decorar un espacio de estilo homónimo, pero también para decoraciones nórdicas o hippies.

 

Silla parisina

Son las típicas que te encuentras en los famosos “bistro” de las ciudades francesas. Algunos elaborados en mimbre de verdad y otros con textiles más resistentes, pero que lo imitan a la perfección. Este tipo de sillas se suelen utilizar mucho en hostelería y restauración, pero también en las cocinas de estilo vintage e, incluso, para jardines del mismo tipo de decoración o de estilo romántico.

 

Lo mejor de estas sillas es que cumplen con todos los requisitos: son cómodas y pueden servir, perfectamente, para vestir la esquina de un pasillo o dar un toque vintage en un dormitorio donde, seguramente, termine también cumpliendo las funciones de colgador.

 

En definitiva, un tipo de silla a la que le vas a sacar mucho provecho. En este sentido, te recomendamos, por ejemplo, la silla parisina Naza que bien puede ser elegida para cocina, exterior o como silla de oficina; así como el sillón modelo parisino negro, que está más bien pensada para salones y, en especial, para exteriores.

 

Silla mod butterfly

 

La silla original fue creada en Argentina en 1938 por los arquitecto Bonet, Kurchan y Ferrari, que serían los que crearían el colectivo Grupo Austral. La silla original es de acero y cuero, pero con el paso del tiempo, los materiales han ido variando.

 

Esta silla suele ser utilizada, más bien, con fines decorativos, si bien es cierto que se trata de una silla muy cómoda, pero más bien pensada para el descanso, la meditación o leer, incluso para dejar volar la imaginación y crear.

 

Así las cosas, es ideal para oficinas donde la creatividad sea la base del trabajo, pero también para salones de estilo rústico y/o vintage. Una recomendación: si tienes un salón con un gran ventanal, colócala mirando hacia el exterior, te resultará mucho más placentera la sensación.

 

En Vintahome disponemos de varios modelos , incluso de un taburete derivado de la misma idea y, por supuesto, la imitación de la silla original.

 

Silla Acapulco

Cierra los ojos e imagina una silla que represente lujo y vacaciones en el Caribe. Estoy segura de que la primera idea que se te ha venido a la cabeza es la de la silla Acapulco. La misma fue creada en la década de los 50, cuando numerosos artistas y personalidades americanas acudían al famoso Resort de la localidad mexicana para disfrutar de días de ocio y relax.

 

Esta silla ha llegado hasta nuestros días y si bien es cierto que no es extraño verla en terrazas, especialmente en aquellas donde la botánica está muy presente, también es verdad que ha ido ocupando otros espacios, como los de las oficinas de trabajo – en concreto, las de empresas creativas – así como los salones o habitaciones de las casas de estilo vintage e, incluso nórdicas, dando un toque de color a la fuerte presencia del blanco que tanto caracteriza este estilo.

 

Y todo ello, sin olvidar uno de los estilo que más fama está cogiendo en los últimos tiempos, el eco-green, donde están sillas forman parte de su ecosistema. Puedes ver varios modelos en nuestra tienda online.

 

 

Silla Thonet

Y, por último, no podíamos dejar pasar de largo el modelo de sillas Thonet, las cuales, sin duda, hacen referencia a las tabernas clásicas de nuestro país y de algunas muy modernas, que hoy tienen una decoración que nos transporta a otras épocas.

 

Sin embargo, el origen de la silla no es español, sino alemán. La misma fue creada en 1854 y es el modelo más famoso (el 14) de la casa de muebles Thonet, creada por Michael Thonet. El más famoso y el del que más unidades se vendieron; un total de 50 millones entre los años 1860 y 1930.

 

El modelo original era de color madera, pero a día de hoy hay colores muy variados, tal y como puedes ver en nuestra web.

 

Y tú, ¿con cuál de estos 4 modelos te quedas? Déjanos tu comentario más abajo y si necesitas información al respecto, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. ¡Hasta el próximo post!