8 ideas de decoración de estilo nórdico para aplicar en tu casa

28 Febrero, 2018

El encanto por los espacios diáfanos, bien iluminados y acogedores definen al estilo nórdico. ¿Lo quieres en tu casa? ¡Es fácil! Sigue estos sencillos consejos que te ofrecemos en Vintahome y conseguirás una estancia al más puro estilo escandinavo.

 

Su innegable influencia ha impactado en las casas de medio mundo transformando cada espacio. El estilo nórdico ha conquistado hogares y corazones por sus muebles de líneas sencillas, materiales cálidos como la madera, decoración en blanco y negro y los colores pastel. La personalidad, atemporalidad y creatividad del diseño escandinavo no tiene límites y sigue siendo portada de las mejores revistas de decoración y los blogs de decoración nórdica.

 

Este estilo decorativo nació a comienzos del siglo XX en los países del norte de Europa: Noruega, Suecia, Finlandia y Dinamarca. Es decir, lugares en los que la mayor parte del año apenas hay luz natural. Precisamente las características de este estilo nacieron para combatir esa falta de luz y por eso, los colores que dominan son claros, tanto en muebles como en paredes y suelos, jugando siempre con la sencillez y naturaleza. A continuación, te te damos 8 claves para obtener un look nórdico en tu casa.

 

  1. Pasión por la madera

 

La madera es, sin lugar a dudas, el elemento estrella en muebles de estilo nórdico. Y es que una de las características de este estilo es la naturaleza como recurso decorativo, de modo que los materiales y las texturas provienen de la naturaleza.

 

Las variedades más habituales son las tonalidades claras, como el haya o el abedul, las más usuales en los bosques de los países nórdicos aportando estancias llenas de calidez.

 

 

  1. Color blanco

 

El color blanco es la base principal del estilo nórdico. Se busca que los espacios tengan mucha luz y para conseguirlo el color blanco es el mejor aliado.

Está presente en paredes, muebles e incluso en el suelo. Una de las combinaciones estrella del estilo nórdico es el contraste entre blanco y negro.

Los toques de color se añaden con los complementos, lámparas, cuadros, objetos de decoración y textiles como cojines, mantas y colchas.

 

La combinación del color blanco con los tonos naturales de la madera es otra de las claves de un estilo escandinavo. Apuesta por este conjunto para tu salón-comedor: Mesa Tower Contemporany round Vintage con patas de madera de haya y tablero redondo y

silla nórdica vintage. ¡Conseguirás un total look scandi!

 

 

  1. Muebles funcionales

 

En cuanto al mobiliario predomina la sencillez y las líneas rectas  y depuradas para conseguir ambientes limpios, diáfanos y minimalistas. Pero además de la estética, la funcionalidad es muy importante en el diseño nórdico, dando prioridad al sentido práctico de cada pieza de mobiliario.

 

Como piezas principales, puedes jugar con amplias librerías de pared a pared para el salón, una gran mesa de madera en color blanco (Mesa Tower Contemporany fabricada con estructura lacada blanca con patas de madera de haya) combinada con el modelo de silla nórdica Kassia, fabricada con estructura de madera de haya en forma de pirámide y un cómodo sofá (Sofá nórdico Rett fabricado con una estructura sólida de madera maciza de Eucalyptus y patas de madera en color natural).

 

 

  1. Estilo nórdico con toque vintage

 

Aunque como hemos visto, la madera suele ser el material estrella del estilo nórdico, es habitual combinarla con otros materiales como el metal o el acero, incorporando toques de estilo industrial o vintage.

Si miramos espacios inspirados en el estilo escandinavo, muchos se suelen mezclar con piezas con un claro toque vintage. Viejos muebles de estilo industrial (mueble vintage Dublin), en los que se combina el hierro y la madera envejecida (carro de estilo vintage) o con clásicas piezas de diseño, como la silla estrella para cualquier comedor que busque una decoración scandi (silla nórdica Neysa) completan un conjunto de influencia nórdica.

 

 

  1. Motivos geométricos

 

Son muy empleados en el estilo nórdico, principalmente los creados en blanco y negro, pero también en cualquier otro color. Alfombras con motivos de triángulos, mantas, fundas nórdicas, textiles de cocina...decoran las estancias, creando ambientes ordenados a la vez que originales.

 

 

  1. Textiles naturales

 

Lo natural se impone en el estilo nórdico y los textiles no son una excepción. El lino, la lana y el algodón nunca faltan en las casas escandinavas, aunque también aparecen las pieles en plaids y cojines, sobre todo durante los meses de invierno.

 

 

 

 

  1. 7. Luz artificial

 

En los países nórdicos la mayor parte del año apenas hay luz natural, de ahí que sea frecuente ver grandes ventanales en los ambientes nórdicos. Generalmente éstos no tienen cortinas ni elementos que interfieran en la entrada de luz exterior.

 

De esa falta de luz natural surge otra protagonista que juega un papel muy importante: la iluminación artificial. En la decoración nórdica encontramos muchos puntos de luz artificial todos ellos colocados en puntos estratégicos y que desprenden luz abundante.

Las lámparas de pie y las lámparas colgantes son elementos muy destacados en este tipo de ambientes.

 

 

 

  1. Detalles DIY

 

La cultura DIY (Do it Yourself) se lleva mucho en la decoración nórdica. Muebles restaurados, piezas decorativas hechas con madera, mantas de patchwork,, palés que hacen las veces de zapatero para la entrada... Son elementos que dan un toque personal y original al hogar. ¿Te animas?

 

 

 

Entradas más recientes