Cómo elegir las sillas para tu negocio de hostelería

6 Marzo, 2020

Más altas, más bajas, de terciopelo o de madera...la elección de las sillas en un negocio de hostelería es una parte muy importante a tener en cuenta a la hora de decorarlo. Te damos algunos consejos para ayudarte a la hora de comprarlas

 

¿Sabes cómo surgió la idea de escribir sobre este tema? Por una mala experiencia en un restaurante. Y cuando te hablo de mala experiencia, no me refiero a la comida o al trato por parte del personal del lugar, ya que éste fue correcto. Me refiero a que el rato que estuvimos sentados, mi pareja y yo, para comer, se nos hizo muy largo, por lo incómodas que eran las sillas.

 

Para empezar, se tambaleaban. Pero no sólo eso: eran mucho más bajas que la mesa y, claro, mi pareja que es alto, pues más o menos estaba bien, pero yo, que mido 1,65, me sentía realmente mal. Por otro lado, las sillas eran de terraza, por lo que eran frías y nada adaptadas a la postura que uno tiene cuando quiere comer, que, sin duda, es diferente a la de tomarse un café tranquilo en una terraza.

 

Al salir del restaurante, los dos comentamos lo mismo. De hecho, en lugar de tomar allí el café, nos fuimos a otro lugar, porque después de casi dos horas, ya no sabíamos cómo ponernos. Y, ¿sabes qué es lo peor? Que esto no es algo que sólo pasa en ese restaurante. Es un error que se repite en más de un negocio de hostelería. A veces por falta de conocimiento, otras por falta de asesoramiento y, en muchas ocasiones, por no querer invertir en cuidar a los clientes.

 

Pero sabemos que a ti sí que te importan, que te preocupas por todos los puntos que requiere la gestión de un negocio de hostelería y, por eso, para echarte una mano a la hora de elegir las sillas de tu bar o restaurante, hemos preparado este artículo para ti. ¡Empezamos!

 

 

Aspectos a tener en cuenta sobre tu restaurante

 

  • Tu tipo de negocio. Porque no es lo mismo tener un bar de tapas, que una cafetería o que otro que tiene bar y restaurante, por ejemplo.
  • La ubicación del lugar. No es lo mismo una cafetería en la estación de tren de cercanías, donde la gente casi no se sienta y quiere las cosas rápido, a la espera de que llegue su tren, que una frente a la puerta de un colegio, donde hay madres y padres con niños pequeños y las necesidades son diferentes.
  • El tipo de clientela. Las necesidades de un bar también varían en función de su tipo de público. No es lo mismo uno joven, que otro de adultos, de personas de la tercera edad o aquel al que van parejas con niños.
  • El espacio que tengas. Tanto entre mesa y mesa, como en la propia barra o en la terraza. Pero también hay que tener en cuenta el espacio de almacenamiento que tengamos. Porque según qué tipo de restaurante, necesitará recoger sus sillas (por ejemplo, los que tienen terraza) y dependiendo del almacén que tenga, podrá coger más o menos.
  • El tipo de decoración. Las sillas tienen que ser acordes a la misma. No tiene ningún sentido coger sillas de terciopelo, en un restaurante de decoración rústica, por ejemplo.

 

Aspectos a tener en cuenta sobre las sillas

Teniendo ya de base las respuestas a los aspectos que te acabo de mencionar, las sillas también se tienen que caracterizar por:

  • Su comodidad. Como te decía al comienzo de este texto, este aspecto es básico. Y la comodidad también está relacionada con el tipo de público que acuda a tu negocio, así como con el tipo de restaurante que sea. Por ejemplo, si tienes un restaurante al que acuden personas mayores, tendrán que tener un buen respaldo, que no pesen demasiado y que sean acolchadas, entre otros aspectos. Sin embargo, si tienes un bar en la estación de autobuses, donde la gente sale rápido y se queda mucho en la barra. Opta por sillas altas, de las que sea fácil subirse y bajarse y que puedan soportar el tránsito de un lugar como ese.
  • El material con el que está hecha. Porque es importante que sea resistente, primero, a la temperatura a la que tenga que estar sometido (no es lo mismo las sillas de la terraza, que las de interior) y segundo, a la actividad a la que esté destinada (por ejemplo, si son sillas de comedor, se tendrán que limpiar fácilmente).
  • El estilo que tengan. Hay sillas que son claramente para terrazas y, por mucho que te gusten para interior, como el uso no va a ser el mismo, es importante tenerlo en cuenta.
  • Prácticas. Porque más allá de pensar en el cliente, que, por supuesto, es lo primero, también tienes que pensar en el día a día de tu negocio. Si por ejemplo tienes uno de mucho tránsito, las sillas se tienen que adaptar a ello; no pueden ser un impedimento. O si es un lugar donde van muchas familias con niños pequeños, es importante que los padres puedan tener cerca el carrito de su bebé o que tengas sillas de diferentes alturas, para que los peques también puedan estar cómodos, así como una solución alternativa, en caso de que la silla no pueda serlo.

 

Por último y aunque no es lo más importante, mira también si hay alguna promoción de las sillas que necesitas. En Vintahome, cada cierto tiempo, sacamos ofertas en sillas. Apúntate a nuestro boletín electrónico (al final de la página de inicio) y recibe nuestras ofertas y novedades, para ser el primero en enterarte.

 

 

 

Imagenes: Pixabay

Entradas más recientes