Decora tu salón con estilo industrial y hazlo acogedor

17 Octubre, 2018

Lejos de lo que muchos puedan pensar, el estilo industrial puede ser muy cálido y acogedor. Hoy te mostramos cómo conseguir este efecto en el salón de tu casa, utilizando este tipo de decoración que comenzó a despuntar el año pasado

 

En la decoración pasa como con los actores: cuando se encasillan en un área, es difícil encajarlos en otro. El estilo industrial es un claro ejemplo de ello; estamos acostumbrados a verlo en lugares de trabajo modernos, así como en restaurantes o,incluso, en tiendas de decoración, pero difícilmente lo encontramos en los hogares españoles. Al menos, hasta ahora.

 

Y, ¿por qué digo esto? Porque este estilo que comenzó a tener mucho éxito entre artistas y bohemios americanos de los años 60 y 70, pero que durante mucho tiempo y en el resto del mundo, parecía que había pasado desapercibido como estilo decorativo de los hogares, hasta que a mediados-finales de 2017 comenzó a despuntar; sin duda, influenciado por el auge que en los últimos años está teniendo la decoración vintage.

 

Así las cosas, hoy en día es un estilo que se utiliza en hogares modernos y por eso quiero darte algunas ideas para que las puedas aplicar en tu salón. Ideas sencillas y que podrás aplicar sin problema, independientemente del tamaño de salón que tengas.

 

Historia del estilo industrial

El mismo marcó un antes y un después en la decoración; se puede decir que supuso la democratización de la decoración moderna y con estilo, apta para todos los bolsillos y que ofrece numerosas alternativas, gracias a la variedad de materiales que se pueden utilizar en él.

 

Pero, ¿cómo pasa de ser éste un estilo de fábrica a uno cálido de hogar? La razón nos lleva hasta los Estados Unidos de los años 50, donde comienza a darse un cierre masivo de fábricas. Fábricas que, poco a poco, van siendo compradas por artistas y bohemios que aprovechaban esos espacios amplios para convertirlos en lugares acogedores e inspiradores, donde no sólo podían vivir de manera cómoda, sino que también podían seguir desarrollando su talento.

 

Espacios que, al comienzo, eran considerados de pobres pero que, poco a poco, fueron cogiendo fama entre los famosos de las diferentes ciudades americanas, con especial auge en los loft de Nueva York, donde este estilo fue todo un boom en los años 60 y 70.

 

Un estilo que hoy se refleja en todos aquellas casas donde se utiliza el estilo industrial para decorar y en el que la madera y el hierro son los verdaderos protagonistas del mobiliario que se utiliza. Los colores, por lo general, son oscuros, pero en el que los complementos se encargan de darle ese aire acogedor que todo el mundo desea en su casa, especialmente en su salón.

 

Básicos del estilo industrial

 

El ideal de la decoración de estilo industrial se basa en los siguientes principios:

  • Fuera paredes: ¿recuerdas la película 'Ghost' protagonizada por Patrick Swayze, Demi Moore y Whoopi Goldberg? Pues bien, el salón de esta casa responde a la perfección a lo que debería ser un salón industrial. Si te fijas bien en la imagen que adjuntamos, en ese salón no había paredes, sólo columnas maestras de estilo metálico, que representaban antiguas calderas. Este es el primer básico del estilo de decoración industrial para salones. De hecho, las casas que siguen este patrón en todos sus espacios, tienen el menor número de paredes posible; solo las justas para que, en caso necesario, se puedan poner puertas correderas y crear así diferentes espacios.
  • Grandes ventanales: está claro que esto no lo eliges tú, te lo da la propia casa, pero si acabas de entrar a vivir o vas a hacerlo en breve, piensa que el salón debería de ser el lugar más luminoso de la casa, ya que va a ser uno de los espacios donde más tiempo pases y cuanta menos luz artificial gastes, mejor será, además de que la luz natural aporta calidez a los espacios.
  • Materiales puros: madera, cuero sin tratar o piezas metálicas son básicas en este tipo de decoración. Por esta razón, las sillas metalizas o tapizadas con cuero suelen ser las grandes protagonistas, así como las mesas de madera que recuerden a aquellas donde se elaboraban los diferentes productos de las antiguas fábricas.
  • Iluminación: en estos casos, las lámparas colgantes también se utilizan mucho, especialmente aquellas muy sencillas, como pueden ser las Chandelier modernas, que se caracterizan por su minimalismo y el uso de materiales como el metal en diferentes versiones. Tal es el caso de nuestra Lámpara Araña Estilo Vintage o, por ejemplo, la lámpara de Lins Vintage, de estilo diferente, pero que también recuerda a las luces de las antiguas fábricas. Por otro lado, las lámparas de pie, como la Trip Joseph Frank Réplica, te ayudarán, no sólo a iluminar tu salón, sino también a dar un toque de color al mismo.

 

 

Complementos para tu salón industrial

 

Como ya he comentado más arriba, el uso de materiales como la madera, el metal o el cuero siempre han de estar presentes en el salón de tu casa de estilo industrial. Por eso, te proponemos las siguientes ideas:

  • Estanterías metalizadas: como las que puedes encontrar aquí, donde se combina el estilo vintage con el industrial, para que puedas guardar de manera segura todo tipo de artículos que siempre están en los salones, como libros, vajilla o fotografías.
  • Mesas y sillas, tanto de madera como de hierro, donde puedas comer o dejar tranquilamente el café que te estás tomando o el libro que estás leyendo. Puedes encontrar´aquí algunos ejemplos, tales como esta mesa de centro industrial que, además, podrás desplazar sin problema, o esta otra de tipo alto. Mesa que podrás acompañar con el taburete Preston o con el Estambul, si quieres hacer una zona con una barra, como la Tata.