Decoración de estilo parisino en tu hogar: claves para conseguirlo

9 Mayo, 2019

Moda, gastronomía y sí, también decoración. El estilo francés o, más bien, parisino es un estilo que se adapta a todos los tiempos y que enamora generación tras generación

 

 Quien ha visitado París alguna vez en su vida lo sabe bien: es una ciudad que enamora. De esos lugares a los que siempre estás deseando volver, sin importar la época del año. Y es que a pesar de ser una de las ciudades más grandes de Europa, goza de la elegancia, el glamour y el “charme” francés del que nuestros vecinos siempre han presumido y que ha quedado impregnado en su ADN.

 

Y no sólo en él, también en la cocina (especialmente en los postres), por supuesto, en la moda y, como no podía ser de otra forma, en la decoración.

 

Si bien es cierto que, por ejemplo, a diferencia de otras ciudades europeas como Milán, no goza de ferias tan importantes en el sector, está claro que lo que se lleva en París, después es tendencia en todo el mundo.

 

 

Además, en lo que a decoración se refiere, hay un estilo entre clásico y vintage, que ha sabido adaptarse a los tiempos modernos y que pasa de generación en generación, causando furor. Empezando por detalles tan insignificantes como cuadros de la Torre Eiffel y pasando por bañeras de pie, lámparas de techo glamourosas o sus famosas sillas de terraza, que hoy se pueden ver, no sólo en negocios de hostelería, sino también en jardines y terrazas de casas particulares, incluso en el interior de las viviendas, dando un toque especial a las mismas.

 

Así que si estás buscando impregnar tu hogar del famoso estilo parisino, quédate porque hemos preparado para ti una lista de básicos para que luego puedas adaptar las notas que te damos a tu gusto y las medidas de tu casa o tu presupuesto. ¡Empezamos!

 

Colores de la decoración parisina

Muchos colores neutros y clásicos, en especial, el blanco, de manera que éste haga que las estancias parezcan más amplias y luminosas de lo que son, combinado con otros tonos pastel, como el verde agua marina, o el azul.

 

Además, el dorado también esta muy presente en este tipo de decoración, pero más bien en los acabados de los objetos. Al fin y al cabo, el dorado es el color del dinero, del glamour y del poder; en definitiva, todo lo que, en sus inicios, inspiró este estilo que nunca pasa de moda.

 

El rosa pastel, sin exageraciones, también está muy presente en este tipo de hogares, para darle ese toque romántico que caracteriza a este estilo.

 

Los colores más llamativos están presentes, de manera puntual, en muebles auxiliares, como por ejemplo, sofás o en objetos de decoración, ropa de cama, etc.

 

Iluminación

Pisos muy luminosos. Así es como son todos aquellos que optan por este tipo de decoración. Además, siempre que puedan optarán por casas con techos altos, de manera que de los mismos cuelgan lámparas de tipo Chandelier. Como hoy en día no es tan sencillo encontrar pisos con techos altos, la variedad de lámparas Chandelier también se ha modernizado, tal y como puedes ver en Vintahome.

En todo caso, en estas casas se busca que la iluminación sea lo más natural posible y si no se pudiera, las lámparas que se elijen deberán aportar este efecto, ayudadas por las paredes blancas que, como decía más arriba, aportan luminosidad y amplitud.

 

Mobiliario para una casa con decoración parisina

Si tuviera que entrar en detalle con cada uno de los muebles de hogar que caracterizan las casas parisinas, tendría para escribir dos o tres post. Así que he decidido centrarme en los básicos:

 

  • Sillas: por supuesto, aquí no pueden faltar las famosas sillas parisinas bistro en sus difererentes colores y formas. Muchos piensan que son sólo para exterior, pero quedan genial en salones y cocinas de estilo vintage-parisino.

 

  • Sillones: son los que van a aportar un toque especial de glamour. Por eso, los que mejor combinan con esta decoración son los sillones y sofás velvet, especialmente los Chester.

 

 

Otros elementos de la decoración parisina

Además de los mencionados elementos, en estas casas no faltan los espejos amplios, tanto en el salón, como en el baño y en los pasillos. En todos ellos aportan luminosidad, además de ser una forma de mostrar por doble partida lo que hay en su ángulo de visión.

 

Las velas perfumas, las cajas de madera a modo de decoración, los jarrones para guardar la cubertería en la cocina, los cuadros en blanco y negro o las paredes revestidas, forman parte de este estilo que, si bien evoluciona, nunca pasa de moda.

 

Y ahora que ya tienes los básicos al alcance de tu mano, sólo me queda decirte: ¡disfruta de tu decoración parisina!

Entradas más recientes