El estilo ecléctico: qué es y cómo aplicarlo en tu casa

16 Junio, 2020

Es la combinación perfecta entre diferentes estilos de decoración interior, que dan como resultado espacios en armonía y bien equilibrados, que se saltan las normas estrictas de los estilos más puristas

 

Tengo una amiga peluquera que siempre me dice que los estilos de decoración son como los cortes de pelo: hay personas que cambian cada cierto tiempo de corte de pelo, pero más o menos dentro de un estilo parecido; otros que jamás cambian su corte y, por lo general, es muy clásico y, por último, los que se atreven con todo y van combinando diferentes estilos.

 

Y es cierto: en decoración sucede prácticamente lo mismo. Hay gente que nunca cambia su estilo de decoración. ¿Cómo lo sabrás? Porque pasen los años que pasen, siempre reconocerás la decoración de su casa. Son personas que apuestan por muebles robustos y clásicos en los que invierten una importante cantidad de dinero, pero que les sirven “para toda la vida”.

 

Otros, por el contrario, van combinando ese tipo de muebles, que suelen ser los principales, con cambios de otros más secundarios como un sofá, una cama y, sobre todo, muebles auxiliares de cocina, etc. Y, sobre todo, van cambiando, pero siempre dentro de un estilo similar, los complementos.

 

Y, por último, están los que cambian constantemente, disfrutan con ello y, además, se atreven a mezclar diferentes estilos y les queda bien. Porque no se trata de mezclar estilos sin ningún sentido, sino de hacerlo para que todo quede en perfecta armonía.

 

Este último es, precisamente, el tipo de persona con la que encaja a la perfección el estilo de decoración ecléctico del que hoy te vamos a hablar. ¿Por qué? Por todos los beneficios y oportunidades que ofrece este estilo y porque siempre nos gusta hablar de diferentes estilos, con el objetivo de que conozcas diferentes opciones para decorar tu casa.

 

¿Qué es el estilo ecléctico?

 

Se trata de la combinación armoniosa de estilos tan antagónicos como el moderno y el clásico, el industrial y el retro, etc. ¿Con qué objetivo? Lograr espacios diferentes y únicos, donde la combinación de estos estilos suma, en lugar de restar.

 

Un estilo que, por cierto, es perfecto para aquellas personas que no quieren invertir tanto dinero en muebles, sino en complementos, además de jugar con textiles y colores diferentes, para poder cambiar el aspecto de nuestros espacios, de manera constante. Por tanto, puedes presumir de nueva decoración, sin necesidad de invertir grandes cantidades.

 

Cómo incorporar la decoración ecléctica en tu casa

Como ya he comentado antes, no se trata de combinar diferentes estilos de cualquier manera, sino de hacerlo con gusto. Por esta razón, las personas que se decantan por la decoración ecléctica siguen los pasos que a continuación te voy a explicar:

  • Paredes neutras: blanco, beige o gris claro, son algunos de los colores que se emplean en este tipo de decoración. ¿Por qué? Porque no se trata de que la pared sea el centro de atención del lugar, sino de que lo sean los muebles y, sobre todo, los complementos.
  • Muebles protagonistas: no es necesario que sean muchos, pero que los principales de cada estancia, estén elegidos con sumo mimo. Por ejemplo, para el salón comedor, puedes combinar una mesa de comedor industrial con unas sillas Lover wood de color blanco y un sofá Chester azul. A modo de almacenaje, encajaría a la perfección un aparador vintage de madera natural.
  • Complementos para cambiar cuando quieras. Es con lo que más vas a poder jugar y, sobre todo, lo que menos te va a costar cambiar a nivel económico, pero que te va a dar grandes resultados. En este sentido, no te olvides de echar un ojo entre cojines, puffs o baúles que te sirvan tanto para sentarse, como para guardar cositas que utilicéis, de manera habitual, en el salón.
  • Tejidos y textiles: otra forma económica y rentable de combinar diferentes estilos y cambiarlos cada cierto tiempo es poder hacerlo cambiando las cortinas o jugar también con plaids, mantas y otro tipo de textiles que den color y un toque diferente a las diferentes estancias de tu casa. Por ejemplo, no tiene nada que ver una manta de estilo mexicana, que casaría con la decoración étnica, con otra de pelo, que pertenece al estilo nórdico. Una es más para los meses de primavera y verano y, la otra, para los meses de otoño e invierno.

 

Así que, ya lo sabes: no hay normas escritas sobre este estilo, pero sí que tiene que haber coherencia entre materiales y colores. ¿Te atreverás a utilizar el estilo de decoracón ecléctico en tu casa? Cuéntanoslo en comentarios.

 

PIC BY: PINTEREST

Entradas más recientes