¿Empapelar o pintar la cocina

1 Febrero, 2018

Ha llegado el momento de renovar la cocina y te preguntas qué opción será mejor para vestir tus paredes. ¿Empapelar o pintar la cocina? ¡Te detallamos los pros y contras de cada elección para acabar con tus dudas!

 

La cocina es una de las estancias más importantes de la casa y una de las más frecuentadas. Es el lugar donde cocinamos, organizamos las reuniones familiares o recibimos las visitas, por eso es tan importante sentirnos a gusto y crear el ambiente deseado.

 

Si estás pensando en renovar las paredes de la cocina es probable que se te haya planteado la duda a la hora de escoger entre la pintura o el papel para decorar. ¿Cuál de estas dos técnicas es más fácil de aplicar o más conveniente? ¿Cuál pega más con nuestro estilo? ¿Cuál es más barata?

 

Las opciones de ambas técnicas hoy en día son infinitas y es lógico que te surjan estas preguntas, porque al clásico azulejo se le suman ahora multitud de opciones para crear estancias llena de matices, texturas y colores. A continuación, te detallamos las ventajas y los convenientes del papel y la pintura para decorar las paredes de tu cocina.

 

Ventajas del papel

 

  1. Ofrece infinidad de acabados. Como para el resto de la casa, encontrarás diseños de papeles pintados de moda con motivos exóticos, estampados florales, modelos que imiten materiales de procedencia natural como la madera, la piedra, piel, ladrillo visto, etc.

 

Si no quieres acometer la compleja tarea de instalar placas de cemento o de ladrillo, puedes usar papel pintado simulando estos acabados de estilo vintage industrial tan solicitados. Combina tus paredes con mobiliario vintage creando estancias de revista. Te proponemos nuestra mesa Square de madera envejecida para la zona del comedor. Las sillas de comedor vintage, como la silla Tolix o la silla Thonet, quedarán de maravilla junto a una mesa de madera. Además, puedes completar esta zona mezclando diferentes tipos de asientos, como taburetes vintage, que se han ganado su espacio en la cocina con la incorporación de la barra americana. Si buscas una solución de almacenamiento respetando el encanto de la madera opta por una estantería industrial  y acompáñala con otro mueble auxiliar, como son los carros vintage, muy prácticos como superficie de apoyo y el almacenamiento de platos o utensilios.

 

 

  1. A diferencia de hace unos años, son muy fáciles de quitar.

 

  1. Se pueden combinar con la pintura y si te aburres con el tiempo, podrás pintar encima del papel sin tener que retirarlo (siempre que cuentes con una superficie correctamente preparada).

 

  1. El papel pintado vinílico puede limpiarse fácilmente ya que la mayoría de ellos son lavables.

 

  1. Puedes utilizarlos para cubrir grietas, manchas e imperfecciones de la pared.

 

  1. Aguanta mejor que la pintura el paso del tiempo.

 

  1. Dependiendo el modelo de papel que elijas podrás crear efectos visuales realmente sorprendentes. Además, empapelando los distintos frentes, podrás transformar también la apariencia de los armarios o los cajones.

 

Fuente: httpscasaydiseno.com

 

Inconvenientes del papel

 

  1. Es más engorroso que pintar a la hora de colocarlo.  Aunque la existencia de papeles autoadhesivos facilita enormemente la tarea del empapelado, se suele tardar mucho más que pintando y si quieres un buen acabado, es recomendable que contrates a un profesional.

 

  1. Deberás tener en cuenta la zona de la cocina donde lo colocas ya que, si has elegido un papel pintado tradicional, tendras que evitar preferiblemente las áreas más húmedas de la cocina, como la zona del fregadero  y la zona de fuegos, ya que se acumula demasiada condensación y un exceso de grasa.

 

  1. Suele resultar más caro que pintar sobre todo si escogemos papeles pintados de calidad. También depende el tipo de papel que hayas elegido: papel tradicional, papel tejido con una base textil, tejido no tejido formado por una base textil y una capa de vinilo o papel vinílico.

 

  1. Si contratas a una persona para que te ponga papel en las paredes, la mano de obra te resultará más cara que si contratas a alguien para pintar.

 

Ventajas de la pintura

 

  1. La pintura cuenta con la ventaja de que puede ser utilizada como mero color de base pero también puede colocarse sobre ella una cenefa o incluso aplicar diferentes artes decorativas, e incluso combina muy bien con los azulejos.

 

  1. La pintura deja respirar a la superficie que recubre, dejando también al descubierto las manchas de humedad y otras imperfecciones que pueden llegar a quedar ocultas en el papel.

 

  1. En general, resulta una opción más económica frente al papel pintado

 

  1. Si con el tiempo te aburres del color que elegiste en su día, podrás pintar las paredes tantas veces como quieras.

 

  1. Si eliges tonos claros para tus paredes de la cocina, podrás hacer que el espacio parezca más amplio y luminoso.

 

Inconvenientes de la pintura

 

  1. Tiene más limitaciones que el papel en cuanto a texturas, motivos decorativos y acabados.

 

  1. Si decides pintar tú las paredes ten en cuenta que pueden surgir problemas durante el trabajo de pintado: la pintura no cubre, quedan burbujas al pasar el rodillo, se cuartea, quedan marcas del rodillo...

 

 

Si aún no lo tienes claro o lo tienes más claro que nunca y las dos opciones te han encantado ¡prueba a combinar  pintura y papel pintado para un resultado de lo más creativo!

Entradas más recientes