Habitación de soltera de estilo vintage

14 Noviembre, 2019

El estilo retro está más de moda que nunca. Con sus diseños exclusivos y originales conseguirás una habitación de soltera con un auténtico carácter vintage. Elige colores y tonalidades pastel, no te olvides del naranja, selecciona el mobiliario y reutiliza objetos de tus abuelos.

 

¿Has soñado alguna vez con tu tener una habitación propia al más puro estilo vintage? Un estilo que otorga libertad y creatividad, un modelo de carácter antiguo pero más moderno que nunca, elegante, inspirado en los años 30 y 40 pero con una mezcla vanguardista. Y, sobre todo, se trata de un estilo muy personal y único en el que tu impronta y carácter se verá reflejado en cada detalle.

 

Imprescindibles en una habitación de soltera

¿Qué es lo que no debe faltar en tu habitación single de estilo vintage? Desde luego, lo más fundamental que debe tener este cuarto es una cama, pero no una reducida sino un lecho con unas buenas dimensiones.

 

Lo ideal, si el espacio lo permite, es una cama de 1,50 de ancho. La largura va a depender de tu altura pero, para que sea confortable, nunca tiene que medir menos de 1,80. Para darle el toque vintage lo que tienes que hacer es elegir los cojines adecuados: se llevan los colores azules y marrones desgastados, con motivos diversos sobre todo inspirados en esos magníficos años 30, 40 y 50.

 

Mesita de noche

Las mesillas son elementos que vienen muy bien para tener a mano algunas cosas que vamos a necesitar por la noche. Pueden servir para tener el despertador, para depositar el móvil (apágalo por la noche para descansar mejor), para dejar el libro que leemos antes de dormir o tener a mano un vaso de agua. Hoy en día este mueble no suele ser uno de los imprescindibles en los dormitorios, pero si tienes espacio junto a la cama te vendrá muy bien.

 

Un lugar para sentarse, aparte de la silla de escritorio, es otro de los imprescindibles en tu habitación de soltera. Elige un buen rincón para leer, para descansar o, simplemente, para no hacer nada. Lo más vintage que puedes elegir para sentarte sin preocupaciones es un puff .

 

Este elemento, aparte de ser muy decorativo, permite que nos sentemos en la postura que queramos porque se amolda perfectamente a nuestro cuerpo; siente la libertad y el gusto de poder sentarte como verdaderamente te apetezca.

 

Tus secretos a buen recaudo

Una de las características que tiene que tener una habitación propia es salvaguardar la intimidad, no sólo la personal, sino también la de tus objetos más queridos y confidenciales. Lo mejor es optar por un baúl retro. Se llevan los que imitan a las maletas de madera antiguas o los que llevan impresos diferentes banderas, sobre todo la británica y la americana con sus barras y estrellas.

 

A la hora de elegir el armario, éste ha de ser espacioso y con baldas para poder tener tu ropa y tus zapatos ordenados. ¿Cuál es el color de armario más socorrido que te viene a la cabeza si piensas en un armario vintage? Has acertado, el marrón de toda la vida. Ese color sufrido es el que elegían  nuestras abuelas para guardar sus atuendos.

 

Los accesorios, mejor en cajones

Las prendas más pequeñas como braguitas, sujetadores, pañuelos, cinturones... puedes guardarlas en una cajonera. Hoy en día hay muchos modelos y muchos tamaños.

 

Elige el que mejor se ajuste a tus necesidades y, sobre todo, al espacio que te permita tu habitación. Los modelos vintage ofrecen muchas posibilidades, las hay a modo de torre (estrechas y con muchos cajones del mismo tamaño) o más anchas y con cajones de distintas medidas para colocar en su interior accesorios de diferentes formatos.

 

El color que marca la moda vintage

Si tienes dudas respecto al color que debes elegir para tus paredes, ropa de cama o cortinas de estilo vintage, estos son los que harán de tu habitación de soltera la más retro con glamour y distinción. Elige, sobre todo, tonos suaves: rosa palo, lila, beige, gris, verde y amarillo pastel. Si te gusta el rojo, también lo puedes incluir pero no de forma exagerada, tan sólo en algún elemento, o dos como mucho de tu habitación.

 

No te olvides de incluir tonos naranjas porque este color es uno de los que mejor definen el estilo vintage, además, combina muy bien con los tonos marrones mencionados anteriormente para el armario o los cojines. La combinación de blanco y negro también entra en la gama de tonalidades de este estilo.

 

Y, por supuesto, recicla

Entradas más recientes